Las propiedades de los “Baños de Luz y de Sonido”

 In Uncategorized

Durante un “Baño Luz y Sonido”, los patrones lumínicos, los sonidos y los armónicos de los instrumentos con los que trabajamos, modificarán tu percepción ordinaria y te llevarán hacia un estado alterado de conciencia. Científicamente esto ocurre debido a un cambio en los patrones de las ondas cerebrales, los armónicos hacen que nuestros ciclos cerebrales bajen a niveles de frecuencia entre ondas Alpha (7,5 a 14 Hz o ciclos por segundo) y ondas Theta (4 a 7 , 5 Hz) provocando una profunda relajación física y mental.  Al parar gradualmente el incesante diálogo de la mente, y en consecuencia, el reconocimiento del silencio interno,  conseguimos una relajación profunda e incluso una disociación cuerpo-mente.

En esta foto podemos encontrar a Olga Brisa recibiendo un baño de Luz en plena meditación basada en el “fuego”.

Cuando nuestro cuerpo está en estado Theta, como ocurre en el sueño REM o durante una meditación profunda y prolongada (y que también se consigue durante nuestras experiencias), nuestro cuerpo se relaja por completo y podemos acceder a nuestro inconsciente, podemos soñar de forma lúcida, nuestra percepción se abre a otras dimensiones y la energía se transforma … y en este estado se produce una reparación de nuestro ser físico, mental, emocional y espiritual, es decir, se activa el prodigioso mecanismo natural de restauración y autosanación que tiene el cuerpo.

Los Baños de Sonido y luz, debidamente ejecutados, además de restablecer el equilibrio energético natural del cuerpo, tienen también como objetivo el crecimiento personal y espiritual.
Cada sesión es una experiencia de meditación, profunda y dinámica, diseñada para calmar, inspirar y despertar, para reconocer este espacio dentro de nosotros donde reside la paz y el amor …

Nuria Peidró disfrutando de un baño de sonido con Cuencos de Cuarzo.

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Translate »